lunes, 22 de julio de 2013

Seré... contigo

Será que ya no pienso en cosas bonitas.

Será que no pienso en una luna sonriente,
en un mono juguetón,
en una nube bien blanca,
en un helado interminable,
en una vaca lechera
negra y blanca y risueña.

Será que ya no sueño con un columpio
que no pare nunca,
con el caramelo más dulce
que haya existido jamás,
con el chicle
más largo del mundo,
con el billete dorado
dentro de la chocolatina.

Será que estoy creciendo,
que los coloretes de antes ahora son barba;
la voz angelical, ya no lo es tanto;
mi gracioso remolino es uno más;
mi dulce inocencia, algo menos;
mis cientos de peluches, recuerdos del pleistoceno.

Será que estoy creciendo,
perdiendo la hermosura de lo vulnerable.

- - -

A uno le queda por vivir
no lo que le viene impuesto por el diablo Cronos,
sino lo que se autoimpone.

Viviré mil aventuras
y cientos de extraños misterios.
Seré un ladrón
y un náufrago.
Policía
y urbanita.
Trovador
y capitán.
Gran rey
y un simple cabo.

Todo eso seré
si quiero.

Pero no puedo hacerlo solo.
Te necesito
para que crezcas conmigo
y me recuerdes
cada poco tiempo
que crecer
no es más
que alejarse del principio
y nunca acercarse al final.

18 de julio de 2013, Madrid
Samuel S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada